Atención 24 horas

  •  (502) 2279 5000
  •  (502) 2269 3387

La alimentación de la madre durante el post-parto

Cada cultura tiene diferentes alimentos que recomiendan o restringen durante el periodo postparto. La realidad es que la dieta que se recomienda es una dieta saludable alta en vitaminas y minerales que provea a la madre de los nutrientes necesarios para la recuperación. Estudios estiman que el cuerpo necesita aproximadamente 500 calorías extra durante este periodo para producir leche. Aunque este número puede variar dependiendo del porcentaje de grasa de la madre, el nivel de actividad física y si tuvo más de un bebé.  

Hoy en día los medios de comunicación se encargan de bombardear a las nuevas madres con estándares de belleza inalcanzables sobre el cuerpo postparto. Muchas de ellas, en el afán de perder el peso, inmediatamente empiezan dietas rigurosas. No se recomienda empezar una dieta hasta después de 1 a 2 meses postparto, esto se debe a que el cuerpo de la madre necesita establecer primero la lactancia. Se recomienda una pérdida de peso de 1 a 1.5 libras por semana durante este periodo. Recuerda que a tu cuerpo le tomó 9 meses ganar el peso del embarazo, así que ser paciente y constante en el proceso de recuperación es importante.

Contrario a la creencia común, la calidad de la leche que una madre produce no está directamente relacionada con su dieta. Tu cuerpo produce leche de alta calidad aunque tu dieta no sea perfecta. Esto se debe a que el cuerpo de la madre obtendrá los nutrientes para producir una alta calidad de leche de sus propias reservas. La importancia de una dieta saludable es mantener tu salud a lo largo de la lactancia. 

Ciertos alimentos pueden tener un efecto en el bebé. En algunas ocasiones el consumir demasiados productos lácteos puede causar molestias en la digestión del bebé. Otras de las comidas a las que son atribuidos los cólicos son comidas que causan gas como los frijoles y el repollo. Sin embargo, cada bebé es diferente, y lo que puede molestarle a uno puede no molestarle a otro. Por esto, es importante que consumas una variedad de alimentos y prestes atención si tu bebé presenta algún síntoma. También pueden existir cambios en el sabor o color de la leche de acuerdo a lo que comes. Por ejemplo, se ha visto que las madres que consumen muchos vegetales verdes pueden producir leche de color verdoso.

Es recomendable seguir tomando tus pastillas prenatales después del parto, esto ayudará a cubrir necesidades aumentadas de algunas vitaminas y minerales. No te afanes por perder peso rápidamente sino hazlo de una manera supervisada por un profesional e individualizada para asegurarte de cubrir todas las necesidades de tu cuerpo.

Read 142 times Last modified on Friday, 21 July 2017 20:55

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado.

Acreditaciones

 
 

Control de Calidad 2016