Atención 24 horas

  •  (502) 2279 5000

Mitos sobre la alimentación en embarazo

Comer adecuadamente durante el embarazo le brinda las condiciones ideales a tu bebé para crecer y desarrollarse sanamente. No existe una dieta ideal en el embarazo, lo que se recomienda es llevar una alimentación balanceada que cubra todas las necesidades de la madre y del bebé en camino. Esta debe incluir todos los grupos de comidas y ser rica en vitaminas y minerales ya que durante esta etapa tus requerimientos están aumentados. Una ganancia adecuada de peso te brinda no solo la oportunidad de estar más saludable, sino también al bebé de crecer y ganar peso adecuadamente. Comer balanceado y realizar ejercicio a lo largo del embarazo puede prevenir complicaciones como la diabetes gestacional, preclampsia y riesgo de un bebé de bajo peso.

Sin importar cuál sea tu peso, no se recomienda que realices dietas rigurosas y restrictivas durante el embarazo. Una dieta muy restrictiva podrá poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. 

Algunos de los nutrientes clave durante este periodo son: 

1.  Ácido Fólico o Folato (B9): previene defectos en el tubo neural del bebé el cual se cierra aproximadamente a la semana 4 de embarazo.

2.  Zinc: ayuda a la división celular tan rápida que se lleva a cabo cuando tu bebé crece.

3.  Hierro: encargado de la producción de hemoglobina la cual transporta oxígeno en la sangre.

4.  Omega 3: sistema nervioso y desarrollo cerebral.

5.  Calcio: necesario para la formación de los huesos y dientes del bebé, también para el ritmo cardiaco.

Mitos y verdades de alimentación en el embarazo 

1.  Se debe comer por dos: No te recomiendo comer por dos, sirviéndote doble porción de los alimentos que consumes. Es importante que sepas que durante el primer trimestre solo aumentarás un par de libras. Esto lo puedes lograr consumiendo 200 calorías más al día, las cuales equivalen a un yogurt bajo en grasa de 8oz. Durante el segundo y tercer trimestre notarás un aumento de peso más rápido, 3 a 4 libras al mes. Esto lo puedes lograr consumiendo 300 calorías más al día. Lo equivalente a medio sándwich con mantequilla de maní y jalea y un vaso de leche descremada.

2.  No importa el aumento de peso: El aumento de peso recomendado dependerá de tu peso preconcepción, esto se refiere al peso con que empezaste el embarazo. Si tenías un peso saludable antes de quedar embarazada puedes aumentar de 25 a 35 libras. Si estabas con sobrepeso las recomendaciones serán menores. Esto puede variar dependiendo de tu complexión y tu genética. Lo recomendable es mantenerte dentro de los limites del peso recomendado por tu nutricionista o ginecólogo.  Excederte en la ganancia de peso puede ponerte en riesgo de diabetes gestacional 

3.  Todos los alimentos están permitidos: No todos los alimentos están permitidos en el embarazo. Es importante que te abstengas de comer los siguientes alimentos ya que pueden ser peligrosos para la salud de tu bebé:

  • Carnes sin cocinar y crudas: mariscos crudos y carnes que no han sido cocinadas pueden transmitir Salmonella o Toxoplasmosis, dos parásitos muy peligrosos. 
  • Huevos crudos: evita preparaciones como el aderezo César que lleva huevos crudos y acarrean un riesgo de contaminación. 
  • Lácteos sin pasteurizar: consume únicamente lácteos que hayan sido pasteurizados.
  • Frutas y verduras que no han sido lavadas y desinfectadas.
  • Grandes cantidades de hígado: este tiene una alta cantidad de vitamina A la cual si es consumida en altas cantidades puede causar defectos en el bebé. 
  • Mariscos altos en mercurio: mariscos como el tiburón, la macarela y el pez espada pueden ser neurotóxicos, esto quiere decir que pueden causar daño al tejido nervioso de tu bebé. Es importante mencionar que el resto de mariscos que no son altos en mercurio puedes consumirlos en cantidades moderadas.
  • Alcohol: no existe un limite de consumo seguro durante el embarazo, así que la recomendación se basa en evitarlo. 

 4. El café esta totalmente prohibido: estudios científicos han encontrado que aproximadamente 200 mg de cafeína al día no presentan ningún riesgo para tu bebé. Esto equivale a una a dos tazas de café al día. Recuerda que otros alimentos y bebidas como el té, el chocolate, y algunos medicamentos también contienen cafeína. 

5.  Las nauseas sólo ocurren en las mañanas: la creencia es que las nauseas se presentan solo en las mañanas. Sin embrago, estas pueden ocurrir a cualquier hora. En la mayoría de los casos la nausea mejora bastante después del primer trimestre. Sin embargo existen mujeres que sufren de nausea durante todo su embarazo.

6.  Puedo comer todo lo que se me antoja: no existe un momento en la vida donde debas ser mas consciente y cuidadosa con tu alimentación. Recuerda que cada nutriente que consumas llegará a tu bebé y le estarás dando a la salud de tu bebé la mejor oportunidad. 

Artículo: Jimena Tejeda  -  Nutricionista y Consultora Internacional de Lactancia.

 

 

Visto 881 veces Last modified on Monday, 05 March 2018 23:52

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado.

Acreditaciones

 
 

Control de Calidad 2016