Atención 24 horas

  •  (502) 2279 5000

Mitos sobre lactancia

En Guatemala son muchos los mitos y suposiciones sobre la lactancia. La mayoría de gente tiene una opinión al respecto, dejando a las mamás confundidas y sesgadas sobre la lactancia, seguramente no malintencionados pero sí erróneos. Por esta razón decidí escribir sobre este tema basándome en evidencia científica y conocimientos adquiridos como Consultora Internacional de Lactancia Materna.

  1. La lactancia duele: Es común que las madres presenten cierto dolor al amamantar durante las primeras semanas. Esto se debe a la contracción de los ductos de leche que están transportando la leche hacia el pezón. Puede variar desde un cosquilleo hasta un dolor que desaparece en los primeros segundos de alimentar al bebé. Ahora bien, el dolor que NO es normal es el dolor que proviene del mal posicionamiento del bebé al pecho, este se caracteriza como un dolor agudo y muchas veces acompañado de agrietamiento y sangre en el pezón. 
  2. Si mi bebé come seguido es porque mi leche no le sustenta: Este es uno de los mitos mas frecuentes. La capacidad gástrica del bebé recién nacido es de bastante pequeña (solo algunos mL), esto significa que el vaciamiento gástrico es rápido. Los bebés alimentados con fórmula poseen un vaciamiento gástrico mas lento debido a que no asimilan y digieren la formula igual de bien que la leche materna. Es normal que tu recién nacido se alimente constantemente de 8 a 12 veces diarias durante periodos prologados al pecho.  
  3. Mi leche le hizo mal: La leche de la madre está específicamente diseñada para alimentar y proteger al bebé. Esta es como un tipo de sellador en el sistema digestivo del bebé que previene que puedan entrar bacterias y patógenos. Muchas veces los bebés presentan síntomas estomacales, estos se pueden dar por varias razones que no involucran la leche de la madre. Es extremadamente raro que un bebé sea intolerante a la leche de la madre. 
  4. Si tuve cesárea no puedo dar lactancia: La cesárea es una intervención quirúrgica que involucra anestesia y medicamentos. Dependiendo del tipo de medicamentos utilizados en el periodo postparto, estos pueden tener un efecto en la lactancia, sin embargo este NO es ningún impedimento para que una madre pueda tener una lactancia exitosa.
  5. Tengo que espaciar las comidas de bebé para que mis pechos tengan tiempo de llenarse: Los pechos de la madre nunca se encuentran completamente vacíos, aun después que el bebé haya comido. La cantidad de leche que el bebé obtenga del pecho depende del apetito. Se estima que el bebé obtiene alrededor del 67% de la leche almacenada en el pecho al alimentarse. El cuerpo produce leche todo el tiempo, la lactancia funciona como un sistema de oferta demanda, mientras más leche se saque del pecho más producción.
  6. No debo despertar a mi bebé para comer: Los bebés en especial los prematuros tienen tendencia a dormir por periodos prolongados. Sí es necesario despertar a un bebé para comer si ya ha pasado mucho tiempo. Los bebés recién nacidos comen alrededor de 8 a 12 veces al día. La mejor manera de despertarlo es poniéndolo en contacto piel a piel con el pecho de la madre y hablándole suavemente. 
  7. Tengo que tomar leche para producir leche: El ser humano es el único mamífero que toma leche de otra especie. La producción de leche de una madre no esta en lo absoluto relacionada con el consumo de leche de otros animales. 
  8. Solo le tengo que dar 10 minutos de cada lado: La leche de la madre está diseñada para satisfacer el hambre y la sed del bebé. La leche que sale primero del pecho se le llama leche de inicio, la cual es más acuosa y contiene un alto contenido de carbohidrato, esta está diseñada para satisfacer primero la sed del bebé. Luego se obtiene la leche final, esta es alta el grasa y su contenido calórico es más alto. Lo recomendable es la lactancia a demanda, cuando tu bebé se desprenda del pecho por sí solo significa que ya comió suficiente. 
  9. Me está usando de pepe: Existen dos tipos de su de succión de los bebés: succión nutritiva y succión no nutritiva. La succión nutritiva se refiere a que el bebé esta obteniendo leche del pecho al succionar y se está alimentando. La succión no nutritiva es debido al instinto de succión que poseen los bebés  y sucede cuando el bebé succiona del pecho sin obtener leche. La succión no nutritiva, aunque no está relacionada a la alimentación tiene varios beneficios entre los cuales están: el bebé practica la succión al pecho, estimula el sistema hormonal de la madre, incrementa la persitálisis y disminuye el llanto
  10. No puedo dar de pecho porque mi mama no pudo: La capacidad de amamantar no es algo que se hereda de la familia. Todos los cuerpos están diseñados por la naturaleza para poder amamantar. Ni el tamaño ni la cantidad de grasa de los pechos está relacionado a la capacidad de una mujer para alimentar a su bebé. La lactancia es un sistema de oferta y demanda, mientras más leche se saque del pecho existirá mas producción. El cuerpo de una madre se prepara desde el embarazo para producir leche. 

Si tienes más dudas sobre la lactancia no dudes en preguntar a una consultora de lactancia e informarte antes que llegue tu bebé.  

Artículo: Dra. Jimena Tejeda

Nutricionista y Consultora Internacional de Lactancia

Visto 322 veces Última Modificación Wednesday, 15 August 2018 15:58

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y mantente informado.

Acreditaciones

 
 

Control de Calidad 2016